7B70ACB0FD648775CCF671EE67C5FAF2

Darnos a luz a nosotros mismos

Darnos a luz a nosotros mismos

Dr. Bernie S. Siegel

¿Cómo podemos saber de qué manera hemos de vivir? ¿Cómo podemos encontrar nuestro camino? He observado que hay un tema recurrente, que aparece una y otra vez en cuentos y relatos, y es el del caballo que encuentra el camino a casa cuando le aflojan las riendas.

En el mito del Grial, Parsifal, el caballero, entra con su caballo en la parte más oscura del bosque y suelta las riendas. En el Yoga Journal, se habla del carruaje tirado por caballos que, si es conducido solamente por el intelecto, va a parar a una zanja, mientras que si en su conducción participa el lado intuitivo – la parte de nosotros que, en un nivel profundo, conoce el camino adecuado –  la dirección de nuestra vida se aclara.

Creo que dentro de cada uno de nosotros se encuentra el conocimiento de nuestro camino. Es algo intuitivo. Y sin embargo, es muy frecuente que lo abandonemos y, en lugar de vivir nuestra propia vida, sigamos el camino que otra persona ha escogido para nosotros. Pero podemos prestar atención a la senda por donde nos gustaría ir, podemos seguir montados en el caballo, pero aflojando las riendas.

La dirección más importante que podemos tomar no es hacia el este o el oeste, hacia el norte o el sur, es hacia el interior de nosotros mismos. Hay una senda que te lleva a tu propio corazón, al cofre de tus propios tesoros, y es la que yo querría que siguieras.

Siempre he sentido que la vida y la naturaleza nos señalan cuándo estamos bien encaminados. Cuando encontramos nuestra manera de aportar amor al mundo, estamos en armonía con él, en sintonía con nuestra inteligencia y con la naturaleza.

La vida es un dolor de parto que vale la pena si podemos darnos a luz a nosotros mismos. Pero yo veo a personas que, en cierto sentido, han muerto para mantenerse vivas. Estoy hablando de convertirse en alguien que no se quiere ser, a causa de la presión de los padres o de otras figuras
de autoridad. Y entonces, un día nos dicen que sólo nos queda un año de vida. A algunas personas, descubrir que son mortales les da, finalmente, permiso para vivir su vida. Entonces  es cuando el maestro deja su trabajo y se muda a la orilla del río, el médico se compra una flauta, el ama de casa vuelve a la universidad, el comerciante se hace escultor. Dejan que muera su falso yo para dar nacimiento a lo que verdaderamente son. No se necesita ningún permiso para hacer eso. Todos somos mortales. No esperes a que alguien te diga que tienes cáncer o sida. Empieza a vivir ahora. Bríndate una nueva fecha de nacimiento.

Hay personas que tienen tanto miedo de arriesgarse, de no ser nada, que, de hecho, se matan en vez de vivir su vida. Recientemente estuve en una conferencia que se anunciaba con el título de “Lo humano sin límites”. Creo que apenas estamos empezando a tantear  y a entender que para los seres humanos la cuestión que se plantea no es de límites, sino de posibilidades.

Sí, uno tiene que estar dispuesto a arriesgarse. Un hombre me dijo hace poco que estaba pensando en escribir un libro titulado La segunda vida, hablando de lo que ha hecho la gente impulsada por un cáncer, una enfermedad cardíaca o un accidente. Pero yo no quiero que la gente necesite una segunda vida, sino que viva ésta, la que tiene ahora.

La vida es una oportunidad para que cada cual haga, a su manera, su contribución de amor. Me gustaría que encontraras la fuerza que – estoy seguro – llevas en tu interior para nutrirte de ella, y que después usaras esa fuerza y esa energía para vivir plenamente. Te darás cuenta de que eres una esfera cuyo centro está en todas partes y su circunferencia en ninguna. De la misma manera que un solo pensamiento afecta a la totalidad de tu cuerpo, también tú, cuando cambias, afectas a todo el mundo. Date, pues, a luz y empieza a vivir. Deja que el río de tu vida fluya libre y profundamente, y que los guijarros de tu amor caigan en el agua para crear ondulaciones que nos alcancen a todos.

De “Cómo vivir día a día”

El DR. BERNIE SIEGEL (quien prefiere ser llamado Bernie) nació en Nueva York, es profesor universitario de medicina y se dedicó a la cirugía general y pediátrica, hasta que en 1989 se retiró de sus actividades profesionales. En 1978 creó la institución Pacientes Excepcionales con Cáncer, de terapia individual y grupal en la que se trabaja con los sueños, visualizaciones y dibujos de los pacientes para ayudarles a estimular el potencial sanador presente en todas las personas. Junto con su esposa Bobbie, dan charlas y dirigen talleres por todo el mundo para conocer y aprender a usar la fuerza del amor, estimular el potencial sanador de toda persona ante la enfermedad y poder disfrutar de la vida en cada momento. Explican que cuando aceptemos nuestra propia mortalidad podremos por fin empezar a conseguir que nuestro tiempo aquí sea precioso y darnos cuenta de nuestra unidad con la inteligencia creativa. La muerte no es un error contra el que hay que luchar, sino una culminación natural del ciclo de la vida. Vale la pena recordar que no podemos vivir para siempre pero sí debemos vivir la vida en toda su plenitud.

Actualmente, el interés del Dr. Siegel se centra en la humanización de la atención médica y en promocionar la introducción de la relación entre cuerpo y mente en los estudios académicos de medicina. Entre sus obras, mencionamos: Paz, Amor y Autocuración; Amor, medicina milagrosa; Consejos para vivir feliz; Cómo vivir día a día;101 Ejercicios para el alma.

Siegel2

Dejanos tu comentario

Tu mail no será publicado.



Llamanos al Tel: (0342) - 4559863. 9 de Julio 3457, Santa Fe, Argentina. envianos un mail